AM en REPOSICIONES

El Centro de Historia e Investigaciones en Danza HOy (CHIDHO) , después de una rigurosa  investigación de 5 semanas presenta:

“MEXICAN DANCE”. La verdadera historia de la danza o todo lo que usted siempre quiso saber de la danza contemporánea actual y nunca quiso preguntar”

Una  historia objetiva de la danza   mexicana desde un punto de vista particular,  legitimada por la revelación de documentos hasta el momento protegidos.

1500 visitas a Youtube, 800 megabits, 150 cajetillas de cigarros, 7 libros, 227 autores, 40 horas de discusión exhaustiva, 15.8 litros dr café, 10 cuadernos, 120 e-mails, cierta cantidad de horas de insomnio y 20 pianos en escena.

http://reposiciones.wordpress.com/espectaculo/

Miércoles 16 de febrero
20:30 – Taller ritual de cacería de venados  y Colectivo AM

Teatro el Milagro


Anuncios

2 Respuestas a “AM en REPOSICIONES

  1. TRIPLE SALTO MORTAL DE LOS ACRÓBATAS DE LA MEMORIA. LA RED DE PROTECCIÓN ES EL OLVIDO

    El pasado lleva un índice oculto que no deja de remitirlo a la redención… y un secreto compromiso de encuentro está entonces vigente entre las generaciones del pasado y la nuestra.
    Es decir: éramos esperados sobre la tierra. También a nosotros, entonces, como a toda otra generación, nos ha sido conferida una débil fuerza mesiánica, a la cual del pasado tiene derecho a dirigir un reclamo.
    Reclamos que no se satisfacen fácilmente.
    Walter Benjamin

  2. http://www.latempestad.com.mx/view/blog.php?id=199

    La reposición de lo escénico
    Shaday Larios
    12 abril 2011
    Re/posiciones constituye una afirmación indispensable en un país ávido de reconstrucción, aunque como buena entidad visionaria principie su fuerza sin el apoyo de las instituciones oficiales (y sus defensores) que en pleno siglo XXI todavía operan en el interior de algunas estructuras de pensamiento, como el “México moderno” de hace setenta años. Replantearse las coordenadas del hecho escénico en una era en la que los emblemas relacionales son el globo y el tránsito inconmensurable de la información desbarata y deja en ridículo la imposición de cualquier idea absoluta sobre el acto creativo, más aún si ésta se encuentra en un desfase ideológico (la ortodoxia de la demarcación) con la complejidad de la realidad contemporánea. El efecto: la evidencia de una comunidad renuente a continuar en la posición de confort del espectador para desmantelar la arcaica imagen renacentista de la entidad “público de teatro”, en la que la pasividad refleja un modelo de sumisión al poder.

    En Re/posiciones se abrieron diálogos, mesas redondas y talleres de crítica teatral con un ímpetu por investigar otros dispositivos de interlocución escénica en la librería Conejo Blanco y el Teatro El Milagro, con distintas miradas provenientes de creadores de varias disciplinas. Las líneas temáticas: Desmontar el dispositivo; Cuerpo, testimonio y límite de la representación; Herejías del Estado; Reconstruir la historia; Remontar la memoria. Reconstrucción, repetición y ensayo. Ejes de discusión afines a las obras presentadas durante cada una de las noches por colectivos y grupos como Lagartijas Tiradas al Sol (en imagen), Teatro Ojo, Taller Ritual de Cacería de Venados, Colectivo AM y La Comedia Humana, entre otros. El vínculo entre las reflexiones teóricas y los referentes de creaciones inmediatas, así como la ejemplificación constante de prácticas dentro de los debates, reafirmaron la condición inherente al artista que indaga en la renovación de los parámetros de percepción del fenómeno escénico: resulta inconcebible construir sin un análisis crítico, y viceversa. Lo mismo respecto a la ilusión de la compartimentación del conocimiento: a la escena le urge ser procesada bajo el tamiz de otro tipo de sistemas y asumirse como una maquinaria más preparada para hallar puntos de intersección con otras disciplinas. Como remitirse a los procedimientos de registro y documentación de las artes visuales, o a los tejidos filosóficos que escrutan lo real para producir conceptos y problematizar el rasgo más ínfimo a partir del cual se pueden hallar dramaturgias y convertir lo aparentemente insignificante en el lugar sobre el que decido focalizar la experiencia: el escenario.

    Los tratamientos de lo real, la puesta a la vista de la confección del montaje, así como el uso de las partes ocultas (bodegas, escaleras de emergencia, camerinos) de los inmuebles consagrados para el teatro denuncian las limitantes de esos edificios y el deseo de la desilusión o la exigencia por descubrir los modos de elucubración de estrategias que pretenden encubrir lo que es. Un instinto de descomposición de las formas estéticas por un reflejo que quizás tenga su origen en una índole política: querer esclarecer cómo se configuran los principios que tienden a consolidarse como engaño y nos pretenden sumir en la ignorancia. La iniciativa de Rubén Ortiz, Natalia Lartigue, Gabino Rodríguez y Edwin Culp traza una fuga iniciática cuyo rasgo sintomático fue la ausencia de gente de teatro en la audiencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s