El colectivo AM y su roadbook en proceso.

El Colectivo A.M. ha sido apoyado para la realización de una publicación compuesta por materiales del proceso creativo de 10 obras de coreógrafos que desarrollan actualmente su trabajo en México que se llamará:

recetario coreográfico
un roadbook. texto en proceso.

Muy pronto, lanzaremos una convocatoria para que creadores mexicanos interesados en este tipo de procesos manden sus propuestas. A continuación, una pequeña descripción de algunos de los aspectos fundamentales de este proyecto.

Estos son algunos de sus objetivos:
-Dar una visión al interior de procesos de producción de piezas específicas de 10 coreógrafos activos en la escena contemporánea mexicana.

-Generar reflexión sobre la producción coreográfica a partir de la exposición de 10 procesos concretos.

-Desarrollar un material compuesto por textos, ilustraciones e imágenes que pueda ser utilizado en procesos de formación, investigación, crítica y creación de nuevos públicos.

Pensamos que el interés de una coreografía no se encuentra solo en el contenido estético como producto, sino también en la manera en que se conceptualiza. Este libro propone evidenciar distintas capas y niveles de lectura que se pueden generar en una obra a partir de la exposición de su proceso de composición.

Asimismo, resulta fundamental dar acceso a diferentes metodologías de trabajo que propicien la diversificación de maneras de crear. Para esto es necesario ahondar en el carácter experimental y en la presencia de referentes multidisciplinarios en la creación coreográfica.

En la actualidad existe una carencia de referentes en cuanto a la exposición de sus procesos de trabajo. En relación a estudiantes y público creemos que el poco acceso a la comprensión de las obras coreográficas actuales parte del desconocimiento de los parámetros procesuales de dicha disciplina.

Ninguna obra de arte, menos aún una obra de danza, existe como un hecho aislado. No solo porque debe ser leída dentro de un contexto histórico y social, no solo porque es, en parte, un producto de dicho contexto, sino también porque es el resultado de un proceso que involucra relaciones sociales, esto es, relaciones jerarquizadas. Toda obra de arte es, en este sentido, y sin importar su temática explícita, un hecho político.

En un esquema jerarquizado, el proceso de producción de la obra, así como las relaciones sociales que ha suscitado y que a la vez la han hecho posible, quedan ocultos. Una vez en escena, el “hecho artístico” es despojado de sus características sociales, legitimado como un producto independiente. En esta lógica lo más importante es el “producto acabado”, la pieza terminada y estática, lista para ser exhibida o vendida.

Esta mistificación que pone a la obra de arte “pura” en el centro de la escena contribuye, en el plano de las relaciones sociales, a mantener un orden de producción no equitativo; consagra relaciones de sujeción donde los beneficios de la obra (económicos y sociales) son distribuidos de manera no proporcional al mérito de cada uno de sus participantes.

Pero las consecuencias de este modo de producción no solo se manifiestan en el campo de lo social; también en el propio producto artístico. El modo disciplinario, no solo afecta la calidad de las relaciones, sino también la cualidad de las obras. Por decirlo de otro modo, la estructura social de la producción impone ciertos límites a lo que puede ser producido como hecho artístico. Cuestionar, entonces, el proceso de producción en lo que tiene de social es también abrir, ensanchar, o relocalizar, las posibilidades de lo estético.

En este libro nos interesa presentar en palabras de sus autores, los procesos de producción de diez obras que, de diferentes formas, se realizaron bajo esquemas de producción alternativos, en los cuales se cuestionan los modos de producción tradicionales; en los que la reflexión sobre el proceso se vuelve parte de la obra; o en los que de alguna manera se disuelven los límites entre obra y proceso. Estamos convencidos de que cuestionar el proceso de producción en lo que tiene de estético es también abrir, ensanchar, o relocalizar, las posibilidades de lo social.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s